Coloquio en Harvard para construir organizaciones éticamente sanas

27 marzo, 2015

Coloquios IECO-RCC confianza dignidad Humanistic Management organizaciones éticamente sanas responsabilidad social corporativa tru

El IECO y el Real Colegio Complutense de la Universidad de Harvard han organizado por tercer año consecutivo los Coloquios Internacionales IECO-RCC. Los ponentes reflexionaron acerca de la corrupción institucional y del modo de construir organizaciones éticamente sanas desde un enfoque de gestión humanista.

William English, director de investigación del Centro para la Ética Edmond J. Safra de la Universidad de Harvard y fellow del IECO, moderó el Tercer Coloquio Internacional IECO-RCC, que tuvo lugar la mañana del 27 de marzo de 2015. La mesa contó como ponentes con Michael Pirson, fundador del movimiento Humanistic Management y profesor de la Escuela de Negocios de la Universidad de Fordham, en Nueva York; la profesora Donna Hicks, del Centro para Asuntos Internacionales Weatherhead de la Universidad de Harvard; el profesor Michael O’Mara Shimek, investigador en Valencia del Instituto para la Ética en la Comunicación y las Organizaciones (IECO); y el profesor Nien-he Hsieh, de la Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard. Un año más, el seminario tuvo lugar en la sede del Real Colegio Complutense en Harvard (Harvard RCC) y asistieron una treintena de directivos y académicos del área de Boston.

En su introducción al coloquio, William English subrayó la necesidad de luchar contra la corrupción institucional, tarea en la que él y su equipo llevan trabajando e investigando durante los últimos cinco años. A continuación incidió en la oportunidad que ofrece el coloquio para reflexionar acerca de la corrupción desde un enfoque positivo: el de una gestión humanista, capaz de construir organizaciones éticamente sanas, generadoras de confianza.

Por su parte, el profesor O’Mara Shimek centró el debate precisamente en la necesidad de potenciar las “organizaciones éticamente sanas”, entendidas como aquellas que contribuyen al pleno desarrollo humano de las personas que las integran, en contraposición a las organizaciones éticamente enfermas, que llevarían al empobrecimiento humano de sus miembros al fomentar la pérdida de sus cualidades humanas, o de las virtudes morales.

Entre sus reflexiones, el profesor O’Mara Shimek hizo mención al papel de las políticas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) en las últimas décadas y su relación con la ética en las organizaciones. En este punto O’Mara subrayó el flaco favor que hacen a la sociedad las empresas que se presentan como socialmente responsables pero sin criterios morales. Insistió en que numerosas empresas llevan a cabo una “RSE inmoral”, que a pesar de responder a las expectativas sociales, no incorporan los criterios éticos en todas y cada una de sus actuaciones. O’Mara insistió en la importancia de poner por encima de todo el criterio ético, siendo este el que cualifica las buenas prácticas de RSE, y presentó la Dirección de Empresas Humanista como un medio idóneo para el desarrollo de organizaciones éticamente sanas, capaces de promover políticas de RSE de calidad ética.

A continuación, el profesor Nien-he Hsieh hizo hincapié en la conveniencia de profundizar en el concepto Humanista de Dirección de Empresas y en la importancia que esta reflexión tiene para el futuro del Management. Nien-he subrayó la necesidad de repensar las premisas que subyacen bajo los modelos actuales de la gestión de las organizaciones, y en particular los conceptos de preferencia, poder y propósito.

news-IC2015-lunch

Por su parte, el profesor Michael Pirson expuso de modo sencillo las cualidades de un enfoque Humanista de Dirección de Empresas. Este movimiento internacional defiende una visión de la dirección basada en la dignidad humana y en la contribución al bien común, constituyendo por tanto un medio idóneo para el desarrollo de organizaciones éticamente sanas.

Finalmente, la profesora Donna Hicks puso de manifiesto en su intervención la idea de que el reconocimiento de la dignidad humana de todos los integrantes de la organización conduce a un estilo de dirección muy singular, donde los directivos se hacen cargo del valor de cada persona propiciando así mayores niveles de confianza en el seno de las organizaciones.

news-IC2015-speakers